Esta semana en honor al cantautor Roberto González, recién fallecido, le traemos un Podcast especial que realizamos en su memoria (se puede oír en el reproductor de iVox del blog), así como 3 de sus discos. Les pedimos por favor, si les es posible, busquen adquirir su material (incluyendo su último disco titulado Para siempre) a través del Facebook de su hija Julia González Larson, para apoyarla económicamente tanto a ella como su madre. Descanse en paz el gran maestro Roberto González.

Buscar en este blog (recuerda los acentos, cuando los lleve):

jueves, 23 de agosto de 2018

Haragán y Compañía - Valedores juveniles

Artista: Haragán y Compañía
Álbum: Valedores juveniles
Año: 1990
Género: Rock (Rock urbano)
País: México
Fuente de análisis: CD reedición (1992), Discos y Cintas Denver [CD-DCD-3004]

Lista de canciones:

 1. Juan el Descuartizador
 2. La Perra brava
 3. Mi muñequita sintética
 4. No estoy muerto
 5. Él no lo mató
 6. El chamuco
 7. Antes me gustabas
 8. A esa gran velocidad
 9. ¿Qué va a ser de él, Dios?
10. Basuras


Integrantes:
Luis Antonio "Haragán" Álvarez - guitarra acústica, letras, voz
Juan "Yey" Mejía - bajo y guitarra
Jaime "Yey" Mejía - batería
Rodrigo "Nopal" Levario - guitarra eléctrica, coros
Octavio "Sopas" Espinoza - saxofón
Jaime Rodríguez - bajo en "Juan el Descuartizador", "A esa gran velocidad" y "El chamuco"

La canción "Basuras" fue grabada con la Banda Bostik.


Sobre el disco (por Muciño de "La rara radio" en NoFM*):

Las anécdotas sazonan cualquier actividad, en el rock no son pocas, una entre tantas, la del primer disco de Luis Álvarez “El Haragán”, quien se presentó a un concurso de talento organizado por la compañía Bacardí y Cía., el nombre del concurso: "Valores juveniles". Álvarez fue rechazado por su facha, no acorde a los estándares de la marca, de este incidente nació el nombre Haragán y Cía. y el disco "Valedores Juveniles", en clara alusión al concurso dicho, pero no sólo eso, con el juego de palabras el grupo pintaba raya, se declinaba por la valía y la camaradería del vocablo “callejero”: valedor.

Corría el año 1990 cuando apareció, con una portada sencilla: un fondo rojo y Luis Álvarez en primer plano, cabello largo, camisa negra y chaleco. El disco arraigó mucho en el colectivo, la mayoría conoce al menos 20% del contenido: “Él no lo mató” y “Mi muñequita sintética”.

Y es que el Haragán cumple cabalmente las intenciones que anuncia en el título, a lo largo de los treinta y dos minutos que dura la grabación el grupo nos narra la historia de distintos “valedores”, historias urbanas musicalizadas con un blues que oscila entre el rock roll clásico, el rockabilly, la balada y algunos pasajes más pesados, pero siempre hablando de personajes que pueblan eso que llaman “el barrio”.

Pero, ¿cuáles son estos personajes?, ¿qué juventud retrata el disco? Un pervertido asesino, después una prostituta, seguida de una adicta al resistol, un mariguano y un ladrón muerto en su huida. Por aquellos años la gente reprochaba a Alex Lora hacer canciones aprovechando las tragedias y las miserias (“San Juanico”, “Hasta que el cuerpo aguante”, “Niño sin amor”). A esto añadir otras canciones que hablan de soledad, de desarraigo.

Valedores juveniles tal vez por eso habrá significado un respiro para los seguidores del género urbano, pues hallaron canciones que de nuevo hablaban de realidades específicas pero sin generar un juicio de valor, además sumamente transmisoras. Son sólo diez cortes y en ellos existe una cohesión, no hay paja, algo no muy común en un disco.


- Complementamos con el comentario del amigo Gusdan:

La mejor época del Rock urbano ya fue. Ahora todos son baladistas y versioneros del cancionero más chafa y ñoño de la música popular mexicana. Involucionaron a una especie de soft rock descafeinado y lelo, o hacen hasta lo imposible por figurar. Los menos gachos se siguen repitiendo una y otra vez.

"Valedores Juveniles" del Haragán y Compañía es oro en la basura. Tan de barrio, tan básico, tan convencido de sí mismo, aunque con una pésima producción -marca especial de la disquera-, las canciones brillan por sí solas. Ningún disco de rock marginado puede presumir de tres himnos, de tres clásicos instantáneos: "Mi muñequita sintética", "No estoy muerto" y "Él no lo mató". Además de una canción que parecía inconcebible en un disco así: "A esa gran velocidad", un temón de lo más sincero, visceral y emoción. Discazo.


- Información adicional de rock111.com**:

El sobrenombre de "El Haragán" le fue dado a Álvarez por una canción del mismo nombre en 1987. Tras interpretarla en un festival llamado Encuentro de Compositores del Estado de México, el locutor del evento Ricardo Barrón, se confundió e invirtió los títulos de autor y tema diciendo:
- Les presento a “El Haragán”… con la canción: "Luis Álvarez” y fue así en donde la gente lo conocía como “El Haragán”.

Fue en este mismo concurso, pero 2 años después cuando Luis vuelve a participar y es grabado en video por David Lerma, quien es vocalista de la Banda Bostik y le llama la atención, por lo que el músico, lleva la cinta con su director de disquera Octavio Aguilera, titular de discos y cintas Denver, en donde deciden llamarlo para hacerle una audición para producir un disco, en donde Luis toca con su guitarra y es así cuando lo contratan para grabar su primer disco “Valedores Juveniles”,  la banda que se arma para la grabación de este disco es Jaime Rodríguez, Jaime Mejía y Juan Mejía, Rod Levario, Octavio Espinoza y Luis Álvarez el Haragán, graban puras canciones de su autoría.


*http://nofm-radio.com/2014/02/valedores-juveniles/
**http://www.rock111.com/biografias/182/el-haragan-y-cia

8 comentarios:

Buscar en este blog (recuerda los acentos, cuando los lleve):